Category: COMUNICACIÓN Y HUMANIDADES

“IMPULSOS”, de May Gañán y José María Mejorada, en Córdoba.

impulsos_mesa

 

El productor musical Fernando Vacas -segundo por la derecha- ha presentado esta tarde a los autores del libro “IMPULSOS”  José María Mejorada y May Gañán -primeros por la izquierda- en  un feliz acto, abundantemente recogido por los reporteros gráficos de los medios locales y caracterizado además por la originalidad de su puesta en escena y un intenso clima de reencuentro y complicidad entre los autores y el numeroso público presente en el salón de actos de la Fundación Miguel Castillejo, representada por Antonio José García Uceda -en el centro- con los auspicios de la Asociación San Pelagio – Proyecto Humanitas en el Programa “CORDOVALOR” (Córdoba en Valor) que la misma viene desarrollando bajo la guía de José Antonio García Uceda, su presidente (primero por la derecha). Nuestra felicitación a todos, y nuestra gratitud a José Luis Jiménez por la instantánea aquí reproducida.

'Recuerdos a una Profesora', por Pablo Castro Fuentes

“La memoria es una obligación sagrada para

todas las gentes de buena voluntad”

(Elie Wiesel)

Hace ya unos meses, nos dejó para siempre nuestra querida profesora Remedios Bergillos Luna, Reme para todos aquellos que tuvimos la suerte de conocerla. Con estas líneas quiero avivar su recuerdo para aquellos que la conocimos; y para los que no la conocieron, que sepan quién fue esta profesora.

Reme nació en Lucena, un pueblo de Córdoba donde pasó su infancia. Al terminar el instituto, se trasladó a Córdoba para realizar sus estudios de profesora de francés, pero solía regresar con mucha frecuencia a Lucena para visitar a su familia. Finalizados sus estudios universitarios trabajó dando clases de francés en institutos de Córdoba y Lucena. Dio clases en nuestro instituto desde sus comienzos y fue la impulsora del Proyecto Bilingüe de francés y de numerosos programas de intercambio de profesores y alumnos con liceos de Francia e Italia. Era una persona tranquila, creativa, generosa, extrovertida y muy amiga de sus amigos. Se implicaba de lleno en sus clases y en el Proyecto Bilingüe hasta que cayó enferma. Nunca dejó de luchar contra esta enfermedad, recibiendo el apoyo de sus seres queridos hasta que, finalmente, la enfermedad pudo con ella.

Y aquí dejó una huella imborrable en todos nosotros. Hace varios años, Reme plantó una jacaranda frente a la ventana del departamento de francés. Por desgracia no tuvo tiempo de verla florecer, pero cuando sus flores broten sentiremos que Reme perdura en nuestras mentes, como las ramas y flores de la jacaranda.

¡NO TE OLVIDAREMOS JAMAS!

Pablo Castro Fuentes

Córdoba. Instituto Alhakén II, curso 1º C

'El sombrero de tres picos': Guadix, Alarcón, Dalí, Picasso (por Comarketing Wadi S. L.)

El sombrero de tres picos (Dalí)

[Nota de 'La Revista FHC': El próximo viernes 5 de febrero de 2010 se presenta en Guadix el libro El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón, con ilustraciones de Dalí y Picasso, editado por Comarketing Wadi S.L., en la sala de exposiciones de Santiago, de la hermosa ciudad cuna de Alarcón. Simultáneamente, en el mismo lugar, se inaugura la exposición de las 20 láminas que Dalí creó para ilustrar la edición francesa de la obra en 1959, así como algunas de las más importantes ilustraciones, figurines y decorados que Picasso diseñó para la primera representación, en Londres, en 1919, del ballet que compusiera Manuel de Falla sobre la misma historia. El artículo que sigue está constituido, íntegramente, por extractos literales del material aportado al efecto a esta Revista por Comarketing Wadi S. L., editora del libro. Contiene, pues, partes de su Introducción, notas al pie y estudios complementarios, así como fragmentos de la documentación editorial elaborada para el acto de su presentación pública. La Revista FHC agradece muy especialmente a don Julio García de los Reyes y don Luis Muriel Burgos, editores, y a don José Manuel Rodríguez Domingo, autor de los textos sobre la implicación de Dalí y Picasso en la historia alarconiana, esta excepcional aportación.]

El argumento de El sombrero de tres picos, tomado de un romance popular, se presta perfectamente a la intriga y al equívoco propios de la farsa y la comedia de enredo: narra las ansias frustradas de un corregidor por conseguir los favores sentimentales de una atractiva molinera, siendo finalmente el corregidor víctima de sus propias artimañas mientras que el molinero se verá abocado al “infierno” de sus injustificados celos. Alarcón ejecuta magistralmente esta trama argumental y, además, la aprovecha para plasmar de forma plástica y colorista un magnífico retrato social de la época:

El viejo y libertino corregidor, D. Eugenio, se siente perdidamente atraído por la bella Frasquita, esposa del tío Lucas, el molinero. Para poder acceder a ella, mediante el engaño consigue llevar al molinero a una pequeña población cercana para que pase allí la noche. Aprovechando su ausencia, el corregidor se cuela en la casa de los molineros con tan mala fortuna que cae al canal de agua del molino. Al verlo, Frasquita lo rechaza y abandona la casa en busca de su marido. Entretanto, Garduña, el alguacil del corregidor, lo desnuda y lo mete en la cama para que se seque. El tío Lucas, que regresa al molino tras escapar del lugar donde pretendían retenerle, ve al corregidor en su cama y malinterpreta la escena, llegando a pensar que D. Eugenio se había acostado con su esposa. Decide vengarse y se viste con las ropas del corregidor para hacerse pasar por él ante la corregidora… Alarcón acaba resolviendo ingeniosamente el enredo orquestando el encuentro y careo de todos los personajes implicados en la casa del corregidor, quedando finalmente todo aclarado, la honra de la molinera a salvo y el corregidor repudiado de facto por su esposa.

El manejo genial de la intriga, el uso de un lenguaje ágil, fresco y espontáneo, el ritmo trepidante de la acción, unos personajes cercanos a veces al esperpento, el tono humorístico, la fi na ironía que plasma continuamente el autor a lo largo del texto…; todos estos rasgos hacen de El sombrero de tres picos una obra amena y muy divertida que se lee con entusiasmo y verdadera fruición.

Sin duda, junto con un argumento que prende con facilidad en el gusto popular (como lo demuestra su origen y la universalidad del tema), el particular estilo y la fuerza narrativa que exhibe Alarcón en esta obra es una de las razones del éxito universal de El sombrero de tres picos. En todo caso, según Vicente Gaos, Alarcón supo aprovechar los motivos literarios folclórico-populares preexistentes para volcarlos en su obra con un diseño novedoso y personal: “verdaderamente estaba inspirado Alarcón el día que acometió la empresa de escribir El sombrero de tres picos”.

 

Fundamentos de la edición

Localización de la Historia

Puede adivinarse, por la descripción de lugares y costumbres (vestimentas, gastronomía, utensilios, expresiones lingüísticas, comportamientos de los personajes, etc.), y por la presencia de obispado, que la historia se ubica sin duda alguna en Guadix (aunque Alarcón prescindiera de tal referencia en ediciones posteriores).

En el capítulo III de la primera edición se dice: “En aquel tiempo, pues, había cerca de la ciudad de *** (perteneciente al reino de Granada, y cabeza de corregimiento) un magnífico molino harinero…”

Valoración del autor

Alarcón es, junto con Valera, Fernán Caballero, Pereda y Pérez Galdós, uno de los autores realistas más importantes e influyentes de la literatura española del siglo XIX, por lo que es frecuente la continua reedición de sus obras, tanto en España como en el panorama internacional, su destacada presencia en los libros de texto españoles y la abundante y creciente realización de estudios críticos y académicos sobre su obra en general.

Alarcón sigue vigente. Su obra gusta hoy como ayer a todo tipo de lectores.

Valoración de la Obra

El sombrero de tres picos está considerada por la crítica como una de las novelas breves más importantes del siglo XIX español.  

Se encuentra traducida a casi todos los idiomas conocidos, siendo continuamente reeditada, por lo que es considerada como una de las obras más exitosas de toda la literatura española.

Emilia Pardo Bazán la considera como el  «rey de los cuentos españoles».

Proyección de la Obra en distintas Artes

La capacidad de inspiración que envuelve la célebre historia del corregidor y la molinera ha estimulado el entusiasmo de los máximos representantes del arte contemporáneo. El sombrero de tres picos ha servido como libreto de óperas y ha sido tema de diversos ballets, el más famoso con música de Manuel de falla.

De ahí nació el ambicioso proyecto escénico de los Ballets Rusos que otorgó a la novela de Pedro Antonio de Alarcón su carácter inmortal entre los clásicos de la literatura universal.

El sombrero de tres picos ha sido profusamente versionado en casi todas las artes: la literatura, la pintura, el cine, la música y el ballet, y ello al más alto nivel, por lo que podemos afirmar sin exageración que puede considerarse es una de las pocas obras que puede calificarse como “obra de arte total”.

El objetivo último de la edición es precisamente ese: contribuir a dar a conocer y prestigiar el nombre de la comarca de Guadix en todo el mundo al más alto nivel, tal y como se expone en el apartado correspondiente. 

La obra alarconiana, ubicada y ambientada en el Guadix de principios del siglo XIX nos invita a sumergirnos en la cultura popular del Guadix de la época: trajes, comidas, paisajes, ambientes, costumbres y hábitos de vida, formas de hablar…

Por otra parte, el reconocimiento universal de El sombrero de tres picos es la condición ideal para que la obra pueda servir de perfecta embajadora cultural de la comarca.

La Mujer en ‘El Sombrero…’

Alarcón presenta en El sombrero de tres picos unos arquetipos de mujer dotados de gran modernidad. Las dos mujeres del libro: la molinera y la corregidora, se presentan como maduras, independientes, ponderadas en sus juicios y equilibradas moral y emocionalmente… Por el contrario, los personajes masculinos: el corregidor, el molinero y Garduña son los que introducen de una u otra manera los factores desequilibrantes (la pasión amorosa, los celos o la ambición) que dan origen a la trama argumental.

Presentación de la edición: secuencia de imágenes (fragmento)

La capacidad de inspiración que envuelve la célebre historia del corregidor y la molinera ha estimulado el entusiasmo de los máximos representantes del arte contemporáneo. El sombrero de tres picos ha servido como libreto de óperas y ha sido tema de diversos ballets, el más famoso con música de Manuel de falla.

De ahí nació el ambicioso proyecto escénico de los Ballets Rusos que otorgó a la novela de Pedro Antonio de Alarcón su carácter inmortal entre los clásicos de la literatura universal.

Alarcón y el cine

De la casi veintena de películas basadas en la obra literaria del autor accitano, 5 al menos están basadas en El sombrero de tres picos:

Dalí y El sombrero de tres picos

El primer trabajo artístico de Dalí en relación con la breve novela de Alarcón se remonta a 1949, cuando el artista catalán elaboró la escenografía para la representación americana del ballet de Ana María.

Ferviente admirador del Ballet Español de Ana María, propuso a ésta la representación de El sombrero de tres picos, siguiendo el modelo de los Ballets Rusos, pero sustituyendo la escenografía picassiana por la suya propia.

Dalí diseñó los trajes en estilo español persiguiendo antes un efecto general con toques humorísticos que su adaptación a los movimientos de los bailarines. La producción no alcanzó en modo alguno el éxito logrado por el proyecto en el que participó Picasso. Ello dio lugar a una única representación en el Ziegfeld Theater de Nueva York.

Una década más tarde de este proyecto, se produjo el segundo encuentro del artista con El sombrero de tres picos.

Pero en esta ocasión midió sus fuerzas tan sólo con el relato de Alarcón. La serie de ilustraciones compuesta por Salvador Dalí en 1958 tuvo su origen en el encargo del Nouveau Cercle Parisien du Livre de realizar una edición francesa del libro destinada a los miembros de esta asociación, numerada y limitada a 260 ejemplares.

Picasso y el Ballet de Falla

Bajo la orquestación de Sergei Diaghilev, la música de Manuel de Falla quedó enriquecida con la coreografía de Léonide Massine y el diseño escenográfico de Pablo Picasso. Estrenado el espectáculo en Londres el 22 de julio de 1919, el artista malagueño asumió con entusiasmo el encargo de diseñar los telones, decorados y figurines ―incluido el maquillaje de los bailarines―, llegando a sobrepasar el número de bocetos inicialmente encargados.

Además del sincero interés motivado por la trama argumental, el proyecto ofrecía a Picasso la posibilidad de reencontrase nuevamente con España. La ambientación en una ciudad andaluza, como el Guadix de 1805, determinaba una recreación muy concreta mediante decorados con imágenes fácilmente identificables y un vestuario inspirado en los coloristas cartones para tapices de Francisco de Goya.