Category: EL BANCO DE TIEMPO

El Banco de Tiempo de Córdoba

I.- Qué es el BdT-Córdoba

El Banco de Tiempo de Córdoba es la entidad de servicio que, a diferencia de las del sistema financiero tradicional, sistematiza el transvase de unidades no monetarias, sino temporales, desde los individuos con superávit hacia los que presentan déficit.   

Pertenece, por tanto, a la “economía de intercambio”, que aquí se plantea como complementaria a la economía de mercado, y que ha probado, a lo largo de su historia, su eficacia frente a determinados problemas presentes en tal economía de mercado.   

“La herramienta ha demostrado ser extremadamente flexible, con resultados extraordinarios tanto a través de minorías étnicas, como socioeconómicas, religiosas o grupos raciales, y se ha aplicado a una gran variedad de ajustes en comunidades tanto rurales como urbanas, así como en instituciones como el Tribunal de Menores, en comunidades de jubilados, amas de casa, estudiantes, parados e inmigrantes, por citar algunos ámbitos” (Red BdT).   

El Banco de Tiempo de Córdoba es, por tanto, un sistema de intercambio de servicios por tiempo, mediante el crédito que concede de forma fehaciente en una nueva unidad monetaria (la hora de servicio) que valora las contribuciones por igual y saca todo el provecho a las habilidades de las personas.   

Sus ventajas principales son:   

Fomenta las relaciones sociales y la igualdad entre distintos estratos económicos.   

Reconoce y alienta el servicio recíproco en la comunidad usuaria.   

Resiste la inflación sin acaparamiento.   

Está siempre en oferta suficiente.   

Es una herramienta eficaz para revitalizar la vida misma de la comunidad de partícipes.   

Actualmente, el sistema de Bancos de Tiempo se potencia con el soporte de las tecnologías de la información.   

II.- Cómo funciona:

El dinero de tiempo se crea a través de un crédito mutuo, donde cada transacción se registra como un crédito y débito en las cuentas de los participantes.   

Dichos créditos de tiempo son depositados en el Banco de Tiempo. El detalle de todas las habilidades, necesidades y disponibilidad de todos los usuarios se halla almacenado en el ordenador del Banco de Tiempo de forma confidencial, mediante un software que graba y cuenta todas las transacciones hechas entre usuarios e imprime los detalles de todas las cuentas. Así, cualquier necesidad puede ser cubierta por la persona local adecuada.   

Los créditos depositados pueden ser reintegrados en cualquier momento y gastados en un gran rango de servicios y oportunidades ofrecidas por los demás usuarios, pues todo el mundo tiene oportunidad de ser dador y receptor y, por ende, se convierte en un miembro productivo de la comunidad total: los cuidados y la cooperación entre los miembros se convierten en fuerza motriz no sólo para el cambio social, sino para el mejoramiento de la situación económica general.   

Para conseguir la circulación de crédito temporal, se forman los Agentes de Tiempo, que se desarrollan en redes de confianza y soporte para informar y adherir a los nuevos partícipes, respetando siempre su autonomía.   

III.- Fundamentación:

El Banco de Tiempo de Córdoba se nutre de la vocación de promoción social que impulsa a sus Promotores, la “Asociación de Antiguos Alumnos de S. Pelagio – FUNDACIÓN HUMÁNITAS”. Y fe una iniciativa personal del Presidente de dicha Asociación, D. Alfonso Marín Sicilia (q.e.d.).   

Gracias a su empuje, y partiendo de él, el Banco de Tiempo de Córdoba se fundamenta en tres pilares básicos:   

El primero es la mencionada vocación de promoción humana de esta institución, que cuenta con cerca de trescientos socios en nómina, con el enorme potencial de recursos tanto profesionales, como personales y materiales que ello conlleva. El cúmulo de experiencias vitales, y el arraigo cordobés que presenta este bagaje, revierte además en una fuente inagotable de contactos y relaciones sociales imprescindibles. Cuenta, además, este vivo motor social que es la Asociación San Pelagio – FUNDACIÓN HUMÁNITAS con un plantel de doce profesionales encargado de materializar todas sus iniciativas: el Staff de Profesionales de la Fundación.   

Los otros dos pilares en que se fundamenta este Banco de Tiempo de Córdoba los constituyen dos realidades externas a sus Promotores:   

La primera es la propia situación crítica, de carácter crónico, que vive la economía regional; situación agravada actualmente, si cabe, por la crisis que experimenta la economía global.   

La segunda es el título de “Primera Ciudad Por El Comercio Justo” otorgado recientemente a la Ciudad de Córdoba por el continuado esfuerzo en establecer y mantener relaciones equitativas y sostenibles que vienen desarrollando, con un convencido apoyo institucional, muy amplios y diversos segmentos de la ciudadanía cordobesa.   

IV.- Ámbito:

El ámbito propio de la actividad del Banco de Tiempo de Córdoba, coincide, naturalmente, con la propia ciudad. Los destinatarios son grupos humanos claramente definidos –ya sea demográfica, económica o culturalmente–, y públicamente reconocidos. Se contempla sin embargo la participación de particulares a título individual, tras un pertinente análisis casuístico que aporte las debidas garantías.  

V.- Dónde está:

El Banco de Tiempo de Córdoba está actualmente disponiendo su sede en Avda. Gran Capitán, 28, 1º A, 14001 – Córdoba.