Archive for: mayo 2010

ADSAM, Trabajando para la Inclusión Social de Adolescentes y Menores (conferencia FHC de Carmen Baena de la Rosa)

La conferenciante Carmen Baena de la Rosa

 

El martes 1 de junio de 2010, a las 20:30 horas, dentro de las actividades que programan las Aulas de Cultura de la Fundación Humánitas Córdoba, doña Carmen Baena de la Rosa dictará una conferencia bajo el título ’ADSAM, TRABAJANDO PARA LA INCLUSIÓN SOCIAL DE ADOLESCENTES Y MENORES’ en el Salón de Actos de la Fundación Miguel Castillejo (plaza de las Doblas, 1, de Córdoba). Carmen Baena de la Rosa es actualmente Coordinadora de Formación y de Programas Educativos de ADASM. He aquí, seguidamente, un breve acercamiento a la labor de esta entidad:

¿Cómo y cuándo surge esta Asociación?

ADSAM nace en Córdoba en el año 1981, como resultado de la iniciativa emprendida por un grupo de profesionales del antiguo Tribunal Tutelar de Menores (educadores sociales, psicólogos, etc…) que trabajan de forma directa con jóvenes de nuestros barrios, que estaban catalogados socialmente como marginados. Esta iniciativa social pretendía cubrir entonces un vacío existente en la actuación de las instituciones públicas en relación con el fenómeno (entonces, como ahora, muy creciente) de la marginación juvenil, aportando, una alternativa basada en un planteamiento educativo preventivo y de inserción socio-laboral.

¿Cuáles fueron los primeros pasos para poner en marcha el Proyecto?

Lo primero que se plantearon fue dar una alternativa concreta a un grupo de nueve chavales que, al cumplir los dieciséis años, salían del Correccional de menores y volvían a “la esquina de su barrio”, con el consiguiente peligro de caer nuevamente en la delincuencia. Esta

alternativa se concretó en la puesta en marcha de un taller en el que bicicletas viejas donadas por el Ayuntamiento de Córdoba se arreglaban y posteriormente se vendían. Esta actividad suponía para los jóvenes cambiar la forma de “buscarse la vida” y empezar a forjarse una identidad de “currantes”.

Paralelamente, se gestionaba la legalización como asociación y en este año (1981) el Gobierno Civil aprobó  la inscripción en el registro de asociaciones y posteriormente en 1986 es declarada de Utilidad Pública por el Consejo de Ministros.

¿Qué “modelo” de funcionamiento usáis?

ADSAM es una entidad que funciona de una forma democrática, con sus órganos directivos y su asamblea general. Otro nivel de funcionamiento es el de los programas que la Asociación desarrolla, que presentan unas características diferenciadas, dependiendo la edad de la población a la que se atiende y el contexto en que se hace la intervención. Generalmente se trabaja en equipo, tanto en los centros de formación para jóvenes como en los programas de calle.

¿Cómo se reparte el trabajo?

El trabajo que desarrolla la Junta Directiva es totalmente voluntario y no remunerado. El de los profesionales que trabajan es el siguiente: educadores responsables de programas, profesores, educadores sociales, animadores socioculturales, monitores, trabajadores sociales, psicólogos, administrativos, técnicos especialistas.

¿Con qué tipo de ayuda contáis?

Hay dos líneas. Por un lado, la aportación de los socios, y por otro, las subvenciones para el desarrollo de programas que aportan las instituciones públicas, local, provincial y autonómica.

¿Cuáles son vuestros objetivos?

El objetivo fundamental de ADSAM es el de colaborar en el proceso de maduración personal y de inserción social de menores y jóvenes en riesgo de exclusión social. Para esto, se desarrollan programas de educación formal y no formal, encaminados a la formación laboral, en nuestro centro “El Aguilarejo”.

En el ámbito contamos con ZOVECO (ZONAS VERDES CORDOBESAS) que es un instrumento creado desde la asociación para la inserción socio-laboral de jóvenes. Esta empresa les garantiza a estos jóvenes su primera experiencia real de trabajo. También se trabaja en distintos barrios de la ciudad en programas educativos de calle con infancia, familia y juventud.

'El valor terapéutico de la escucha' (Conferencia FHC de Rafael Lora)

Cartel del acto.

Tipo de evento: Conferencia
Tema: ‘El valor terapéutico de la escucha’
Ponente: Rafael Lora González, I Premio Científico de la Fundación Luis Portero (para dar y sentir vida) por su extensa trayectoria profesional vinculada al mundo de la salud y el cuidado de los enfermos. Experto en Habilidades de Relación de Ayuda y Comunicación. Administrador del Hospital de San Juan de Dios de Córdoba hasta 1998, actualmente forma parte del equipo interdisciplinar de la Unidad de Cuidados Paliativos en dicho centro. Asimismo, desde 2001 es responsable del sector de Hospitales Generales y Cuidados Paliativos de la provincia Bética.

Lugar: Salon de actos de la Fundación Miguel Castillejo (plaza de las Doblas, 1, junto a plaza del Cristo de los Faroles)
Día: martes 4 de mayo de 2010
Hora: 8,30 de la tarde.

Sinopsis (por Rafael Lora González):

La relación interpersonal empática

 

Para relacionarnos empáticamente necesitamos despertar en nosotros esa disposición interior

 

Para que esa disposición interior se explicite, necesitamos traducirla en habilidades concretas de comunicación como: La Escucha Activa; La Respuesta Empática y la forma de Interpretar lo que Escuchamos.

 

Cuando comprendemos la experiencia interior y exterior de quien acompañamos en nuestras relaciones interpersonales, es cuando se produce el milagro. (El Valor Terapéutico de la Escucha)

 

Escuchar activamente

 

Nos han dado dos orejas pero en cambio una sola boca, para que podamos oír más y hablar menos (Zenón de Elea / Siglo V a.C)

 

Escuchar implica: atención interés, motivación. Es algo más complejo que dejar hablar.

 

Significa “Comprender al otro”

 

Para esto necesitamos saber callar nuestras voces interiores que no nos permiten Escuchar”

 

Se comprende al otro desde:

 

1.    La atención física

2.    La observación

3.    Detectando lo que hay detrás de las palabras

 

Esto se consigue: “Centrándonos en el otro”

 

Para centrarnos en el otro necesitamos utilizar bien el “tiempo libre mental”  (600 / 140)

 

Si no utilizamos bien aparecerán: prejuicios, juicios de valor, frases hechas, elaboraremos nuestros temas pendientes, o incluso dejaremos afectados nuestros sentimientos por nuestros asuntos pendientes de resolver que saltan en ese momento.

 

Es un valor terapéutico porque escuchar está considerado como “Una caricia Positiva”

Estamos llamados a captar la visión Holística de la persona (Bio, Psico Social y Espiritual)

 

Pero Escuchar es una destreza que necesita conocerse y practicarse con un entrenamiento positivo.

 

Aquí no se trata de inteligencia o de buena voluntad, sino de aprender a manejar esta destreza.

 

¿Cómo se escucha activamente?

 

Con la mirada; con monosílabos; con el tono de la voz; con la postura y los gestos; dejando al acompañado ser el protagonista; también desde el silencio.

 

Algunos principios básicos para la Escucha:

 

ü Estar atentos a sus demandas

ü Esa será la clave de nuestras interpretaciones

ü Por tanto la mayor dificultad será captar esas demandas.

ü No somos adivinos

ü Necesitamos preguntarnos ¿Qué nos quiere decir?

ü Y para esto ayudan hacer preguntas cortas y abiertas en función de su demanda y no de las nuestras.

 

La Escucha ayuda terapéuticamente:

 

Por que crea un espacio donde el otro se abre y verbaliza con confianza y libertad todo su dolor, permitiendo sentirse comprendido.

 

Podemos ayudar a otro a través del drenaje emotivo. Por la Verbalización de su dolor.

 

El drenaje emotivo

 

Reduce la angustia que ahoga, quita pesos de encima, el acompañado se siente más ligero de equipaje; sirve de calor humano en la adversidad.

 

Obstáculos para la Escucha

 

La ansiedad que genera la escucha; La superficialidad; la tendencia a juzgar al otro; la impaciencia; la impulsividad; la pasividad, la tendencia a sermonear; los ruidos o la hipoacusia; los obstáculos emocionales; los obstáculos mentales, los prejuicios culturales y los morales.

 

La Escucha como instrumento de curación

 

Ayuda al otro a reinterpretarse a sí mismo y a vencer las actitudes pasivas o negativas que aparecen en los momentos difíciles.

Dar a alguien la posibilidad de hablar, es reducir la angustia que a veces ahoga y no se sabe cómo echarla afuera.

 

Me he quitado un peso de encima…

Ya me siento más ligero…

Tenía necesidad de decirte esto…

 

La Escucha es un acto espiritual

 

Pues en ocasiones el calor humano manifestado mediante la atención y la escucha, es la única medicina que las personas necesitamos para curarnos psicológicamente e incluso para morir en paz.

 

Para que la Escucha sea efectiva necesitamos además manejar las Respuestas que damos.

 

Re valoración o juicio moral; Interpretativa; de apoyo – consuelo; de investigación de solución de problemas o las empáticas

 

Necesitamos además saber manejar la reformulación de nuestras respuestas.

 

Y necesitamos tener mucho cuidado a cómo interpretamos lo que escuchamos.